Principal

ver

martes, 16 de septiembre de 2014

Asesinan a estilita gay en Cojedes.

La víctima fue identificada como Alcides Rafael Rodríguez Ochoa 33 años, fue asesinado de un tiro en la cabeza, por un sujeto desconocido, en el interior de su peluquería ubicada en el sector Buenos Aires, municipio Tinaquillo, del estado Cojedes.

El suceso se registró cerca de las 4:30 de la tarde del viernes 11 septiembre, antes de abrir al público su centro de estética; horas antes había compartido con algunos familiares en su residencia, ubicada en la parte contigua del establecimiento.

Rodríguez  Ochoa, laboraba como organizador de eventos de belleza LGBT, estilita y propietario del Salón de Belleza “Alcides”, dirigía una cooperativa de mototaxis en el sector el socorro. Aun cuando había obtenido hace varios años el título de licenciado en Educación, profesión que nunca pudo ejercer producto de la discriminación que existe el ambito educativo para aquellos/as que no se ajustan al sistema heterosexista y patriarcal que rige al modelo educativo venezolano.


Reiteramos el llamado a la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, que realice un exhorto público a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, para que con carácter de urgencia atienda estos casos cometidos contra las personas LGBTI, los cuales suelen quedar impunes por la inacción del ministerio público y el cuerpo de investigaciones científicas penales y criminalísticas.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Siguen los asesinatos de personas LGBTI en Venezuela.

Caracas, 12/09/2014. En menos de una semana ocurrieron dos asesinatos contra personas LGBTI; el primero ocurrido el sábado 06 de septiembre en la avenida República diagonal al terminal de Ciudad Bolívar, donde fue asesinada una adolescente trans de 16 años de edad luego de recibir cuatro impactos de bala; la segunda víctima, joven gay de 22 años natural de Yaracuy conocido como Cristian, fue asesinado en las adyacencias de las torres del centro Simón Bolívar dirección Plaza Caracas.

Los actos de violencia, criminalidad y asesinatos cometidos contra las personas lesbianas, gais y trans se hacen cada vez más habituales en todo el territorio nacional sin que se cuente con una respuesta eficaz por parte de las autoridades.

Solicitamos a la defensora del pueblo, Gabriela Ramírez, que realice un exhorto público a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, para que con carácter de urgencia atienda estos casos cometidos contra las personas LGBTI, los cuales suelen quedar impunes por la inacción del ministerio público y el cuerpo de investigaciones científicas penales y criminalísticas.

viernes, 15 de agosto de 2014

Aprobado proyecto de Ley que prohíbe discriminar a personas con VIH/SIDA y sus familiares en 2da discusión de Asamblea Nacional

La discusión del VIH/SIDA en el Parlamento logró unir a diputados y diputadas de todas las fracciones políticas para trabajar de forma conjunta y cumplir con su deber, como es legislar a favor de los derechos humanos de la gente. Aquí se demostró que si es posible superar la polarización que tanto daño ha ocasionado a Venezuela.

Alberto Nieves, ACCSI, 15 agosto 2014: Por unanimidad en la tarde de ayer, diputadas y diputados en sesión plenaria de la Asamblea Nacional aprobaron en segunda discusión el “Proyecto de Ley para la promoción y protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH/SIDA y sus Familiares”, que prohíbe todo acto o conducta de discriminación cometido por cualquier persona o por cualquier centro de salud, lugar de trabajo, educativo, deportivo, recreativo, cultural o jurídica, de naturaleza pública o privada, contra las personas con VIH/SIDA y de sus familiares, fundado en su condición de salud.
Ahora se inicia un proceso que puede durar hasta 25 días según la Constitución Nacional, la cual establece que la Asamblea Nacional debe presentar la ley al Presidente de la República Nicolás Maduro para su revisión y promulgación. En caso que modifique alguna o todas las disposiciones de la ley, él tiene dos opciones: 1) Remitirla a los diputados para que considere las observaciones del Presidente, o 2) Solicitar el pronunciamiento del Tribunal Supremo de Justicia. Luego el Presidente promulgará la ley y se publica en la Gaceta Oficial con el correspondiente “Cúmplase”.
Fue sumamente grato observar el comportamiento ejemplarizante de los diputados del sector oficialista Henry Ventura y Carlos Sierra y los diputados del sector de la oposición Miguel Pizarro y Bernardo Guerra, integrantes de la Comisión Permanente de Desarrollo Social Integral, quienes trabajaron de forma conjunta y sin complejos, liderizaron la discusión del proyecto de ley, que tiene por objeto “promover y proteger el derecho a la igualdad de todas las personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), así como de sus familiares, a los fines de asegurar que disfruten y ejerzan todos sus derechos, garantías, deberes y responsabilidades, sin discriminación alguna, entre ellas, las derivadas de su condición de salud.”
Las y los parlamentarios de todas las fracciones políticas aprobaron que el ámbito de la ley es para “Toda persona natural o jurídica de naturaleza pública o privada que se encuentre en el territorio nacional”. Este instrumento legal está conformado por un total de siete (07) capítulos, 41 artículos, una Disposición Derogatoria, dos Disposiciones Transitorias y una Disposición Final.
Esta ley “reconoce a las personas con VIH/SIDA y familiares como un grupo en situación de vulnerabilidad debido a su condición de salud”, quienes “tienen derecho a ser tratadas con la humanidad y el respeto que merece su dignidad, especialmente en las relaciones personales, en el acceso y en la atención en los servicios públicos prestados por el sector público o privado.”
Asimismo la ley protege a los grupos vulnerables que son aquellos que se encuentran bajo mayor riesgo de contraer el VIH/SIDA, por lo cual para salvaguardar su salud y la de los demás, deben ser protegidos con políticas públicas de prevención y tratamientos. Dentro de estos grupos se identifican a “las personas que consumen drogas, trabajadores y trabajadoras sexuales, comunidades de sexo diverso, migrantes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, privados de libertad, personas en situación de calle y otras que pudieran ser reconocidas por el Estado en convenios y tratados internacionales.”
Con esta ley se prohíbe la discriminación en los centros públicos y privados de salud, trabajo, educación, cultura, deporte, recreación y cárceles. La maternidad y paternidad de las personas con VIH está protegida, las niñas, niños y adolescentes también son amparados. Las personas con VIH/SIDA podrán contratar pólizas en las empresas aseguradoras sin ser rechazadas por vivir con VIH.
Las personas con VIH/SIDA privadas de libertad serán protegidas y se les garantiza atención médica.
También garantiza la confidencialidad y la vida privada de las personas con VIH/SIDA, prevalece lo que más beneficie a la protección de los derechos humanos de las personas con VIH/SIDA y sus familiares.
La ley establece mecanismos para su cumplimiento como es la restitución de derechos y garantías a la igualdad y no discriminación de las personas con VIH/SIDA. También impone sanciones administrativas para quienes incumplan la ley, entre ellas multas que varían entre 10 y cien unidades tributarias para las personas, en cambio se impondrán multas que varían entre 100 y 1000 unidades tributarias para las personas jurídicas.
Asistieron a este acto en el hemiciclo de la Asamblea Nacional representantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil (Fundación Amigos de la Vida, ALVI Carabobo, Fundación Arco Iris, PLAFAM, AVESA, Red Venezolana de Gente Positiva, COVIP, Acción Solidaria, Ases de Venezuela, Acción Ecuménica, Colectivos en Positivo, Unión Afirmativa de Venezuela, Venezuela Diversa, Acción Ciudadana Contra el SIDA, AMBAR, Redmetsida y Red LGBTI de Venezuela), la Oficial de ONUSIDA Alejandra Corao, el Secretario del Consejo Nacional de Derechos Humanos Larry Davoe, y de la Defensoría del Pueblo David Rojas.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Ser homosexual en el Infierno palestino-israeli.


   
Las principales víctimas del conflicto palestino-israelí son los niños, las mujeres y los homosexuales. Para un homosexual palestino, la vida en las calles de una ciudad israelí puede no ser fácil, pero parece mucho mejor que la de quienes no pueden dejar sus comunidades de Gaza y Cisjordania. 



    Se calcula que más de 350 palestinos homosexuales –la mayoría hombres- tratan de sobrevivir en Israel, con el riesgo de ser expulsados por considerárseles “ilegales” o, aun teniendo permiso de residencia, porque la policía los vea como “amenaza a la seguridad”. Para los expertos de Amnistía Internacional, “una vez que los homosexuales llegan a Israel, el mayor de sus problemas es que los obliguen a regresar a territorio palestino”. Estas personas, generalmente, aprenden pronto el hebreo, y a menudo tratan de disimular su acento árabe.

   Los que se dedican a la prostitución saben “oler de lejos” a los policías encubiertos. Explica un miembro de Agudah (organización de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales en Israel) que los homosexuales palestinos palestinos pueden ser perseguidos y castigados por sus familiares, ya que consideran que “violan el honor de la familia”.

   En los territorios de Gaza y Cisjordania el “delito de sodomía” se castiga con una pena que puede ir de dos a nueve años de cárcel (pero el acusado ha de ser sorprendido en el acto). La mayoría de la población palestina es de religión islámica, y el islamismo considera que la homosexualidad es un pecado. Muchos palestinos niegan la existencia de homosexuales en sus familias e, incluso en sus pueblos.

   La sociedad israelí, en cambio, es considerada una de las mas avanzadas en cuanto a los derechos de los homosexuales (aunque hay grupos ultraderechistas que condenan la homosexualidad). Los homosexuales palestinos refugiados en Israel son en ocasiones acusados por sus compatriotas de “informantes o espías”. 

   Un miembro de Naciones Unidas que trabaja por los derechos humanos en Palestina explica que “la homosexualidad es vista por muchos palestinos como algo contra la naturaleza y no es difícil que se relacione con el espionaje o la colaboración, delitos contra la nación”. Dice, además, que “no hay redes de apoyo a homosexuales en territorio palestino”.

   Con bombas explotando cada semana en Israel, y los habitantes de los territorios palestinos viendo como se construye un muro de separación que dificulta mas aun su dura vida, las tragedias que viven las mujeres y los homosexuales –cada vez peor tratados- no parecen importar mucho. 

Testimonios

Cuentan que, hace unos meses, un cocinero gay de Nablus que intentó huir a Tel Aviv fue dejado en un foso, sin agua ni alimentos, hasta que murió de hambre y sed. Otro testimonio indica que cuando Ben, un londinense de 34 años, y su novio palestino Ahmad (que trabaja en Londres como traductor de árabe) fueron a Ramallah –como amigos- a visitar a la familia de Ahmad, encontraron en la puerta de la casa familiar un cartel que les informaba de las cinco formas de muerte prescritas por el Islam para los homosexuales (lapidación, quema...). Se marcharon ese mismo día.

   Shaul es un hombre judío que tiene una bonita casa en Jerusalén; su novio palestino –a quien conocio en 1999- teme pronto ser deportado por las autoridades israelíes, y él ha sido acusado de “ayudar a un extranjero ilegal”. Pueden arrestarles y separarlos en cualquier momento. Se han dirigido al primer ministro, Ariel Sharon, pidiéndole que les permita seguir amándose. Un centro gay de Jerusalén, Open House, ha solicitado colaboración a distintas organizaciones internacionales para resolver casos como este.

   Un muchacho palestino gay de 20 años, Eid, afirma que un grupo radical islámico le pidió que cometiera un atentado suicida para “limpiar su pecado”. Se negó y consiguió huir; está trabajando como camarero en un bar de Tel Aviv y desea marcharse a Europa o a Canadá, pues teme ser asesinado en cualquier momento.

  Khalil, por ejemplo, huyó de Cisjordania después de que su padre y sus hermanos le dieran una brutal paliza “porque parecía gay”; comenta que no deja de tener pesadillas en las que ve a sus familiares golpearle hasta matarlo. Un amigo, Ali, cuenta que fue torturado por policías palestinos y le pidieron que diera los nombres de otros homosexuales. Logró escapar a Israel “con papeles”; ahora le hubiera resultado mucho más difícil.

   La constante sonrisa de Anwar –un palestino de 26 años- no parece propia de quien ha sido tratado peor que un criminal por ser gay. Hace cuatro años fue sorprendido por su hermano mayor en la cama con un hombre. Le pegó, se lo contó a su padre, y este amenazó con matarlo si volvía a suceder. Sucedió, un año mas tarde, con un tipo que lo delató a la policía. Su padre no lo mató, pero fue arrestado y lo colgaron del techo por los brazos. Horas después que sus excrementos hubieran manchado los pantalones, le tiraron un balde de agua fría encima. Luego lo metieron en una celda oscura, desnudo. Fue liberado meses después, tras duros interrogatorios en los que lo golpearon para que diese nombres de otros homosexuales (aunque no los dio). Ahora trabaja vendiendo frutas en un mercado y sueña con escapar a Tel Aviv. “Allí a nadie le importa si eres gay”, dice. Sabe que siendo ilegal, podrían deportarlo. ¿Y que pasaría entonces? “Me matarían”, responde Anwar.

   Dentro de la zona de bares, clubs y sex shops de Tel Aviv, de noche, las luces de neon iluminan a un grupito de chaperos palestinos con el pelo engominado y camisetas ceñidas que aguardan la llegada de algún cliente. Dos personas de Agudah están ahí también, como muchas noches. “¿Necesitas condones?¿Has comido hoy?”, les preguntan. Uno, al que llaman Joel, dice que consiguió escapar de Nablus después que le hicieran cortes en brazos y piernas con cristales y le pusieran en las heridas detergente, “solo por ser gay”. Esta viviendo con dos amigos en un edificio abandonado y su mayor deseo es ir a Paris.

Paloma Aznar – (Revista Zero)

martes, 12 de agosto de 2014

LGBTI de Venezuela consideran “Muy negativa” el desempeño de instituciones públicas en materia de diversidad sexual.

El 79% de las personas LGBTI califican negativamente la relación entre los cuerpos de seguridad en Venezuela con la comunidad de las personas de la diversidad sexual.

 ACCSI, 11 agosto 2014: Un informe elaborado por Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI) revela que las lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, travestis e intersexuales (LGBTI) rechazan la homofobia y la transfobia existente en Venezuela y es por ello que asisten a las Marchas del Orgullo para exigir derechos al Estado venezolano. 

 El informe “Diversidad Sexual: Derechos, discriminación y violencia, Encuesta de la Marcha del Orgullo VENEZUELA 2013” da a conocer las opiniones de las personas LGBTI encuestadas y que asistieron a estos eventos realizados en Caracas, Valencia y Maracaibo sobre asuntos vinculados con la discriminación y la violencia, sus motivaciones para participar en las Marchas del Orgullo, participación ciudadana y LGBTI, actuaciones de los cuerpos de seguridad, desempeño de las principales instituciones públicas del Estado en materia de orientación sexual, identidad de género y expresión de género.

 En el área laboral, se destaca que el 40% de LGBTI encuestadas expresaron que se encontraban en el sector informal y otras estaban desocupadas. Más del 60% de las personas LGBTI que asistieron a las Marchas del Orgullo manifestaron tener un nivel universitario, lo que derrumba la creencia que la mayoría de estas personas se encuentran en niveles no escolarizados.

 Más de la mitad de las personas LGBTI manifestaron que no han participado en algún movimiento social u organización no gubernamental. En cambio, existe un grupo minoritario LGBTI que afirmó que ha participado en espacios relevantes del actual acontecer nacional como son el movimiento estudiantil, los partidos políticos, grupos religiosos y el movimiento feminista.




Fuente:-  www.accsi.org.ve

domingo, 27 de julio de 2014

Amenazan de muerte a representantes de Venezuela Diversa.

Caracas, 27/07/2014. En horas de la tarde de hoy en las adyacencias de Bellas Artes, cuando salían de visitar a unos familiares, Wendell Oviedo y Yonatan Matheus representantes de Venezuela Diversa Asociación Civil, fueron interceptados por dos sujetos desconocidos quienes portando arma de fuego, les despojados de sus celulares y amenazaron de muerte, “si seguían abriendo la boca con lo que pasa con los maricos de la libertador”.

Realizar el trabajo de promoción de derechos humanos y denunciar las vulneraciones de las cuales son objetos las mujeres trans que realizan trabajo sexual en la avenida Libertador de Caracas, en los últimos meses se ha tornado más difícil para los miembros de Venezuela Diversa a causa de la persecución política, el repunte de la violencia en la zona y ahora con la amenaza de muerte hecha el día de hoy.   

Los representante de la organización no gubernamental expresan su  preocupación por la situación de riesgo en la se encuentran y hacen un llamado a las autoridades del Estado Venezolano a condenar los actos que impidan  o dificultan directa o indirectamente las acciones de promoción y defensa de los derechos Humanos de las personas LGBTI en Venezuela. 

miércoles, 16 de julio de 2014

Colombia: Policía no debe retirar de sitios públicos a homosexuales que expresen su cariño.

Colombia 11/07/2014 La Corte Constitucional exhortó a la Policía Metropolitana de Barranquilla a que se abstenga de retirar de los alrededores del coliseo cubierto de la ciudad a las personas del mismo sexo que se reúnen y realizan manifestaciones públicas de cariño.

Según el alto tribunal, la Policía Nacional tiene el deber de intervenir cuando se evidencien actuaciones que denoten un contenido propio de la esfera íntima y privada de todo ser humano. Sin embargo, esto no implica escindir la prerrogativa constitucional que tienen todas las personas de realizar manifestaciones públicas de cariño y afecto con su pareja.

En ese sentido, señaló que esta regla aplica “en tanto que no se evidencie la puesta en marcha de conductas que denoten un componente claramente sexual” que, aunado a las condiciones de tiempo, modo y lugar, justifiquen una intervención, si se sobrepasan los límites de decoro y decencia, lo cual aplica para la sociedad en general, con independencia de la inclinación sexual.

“Si bien las personas con una orientación sexual diversa gozan de una protección acentuada por cuanto fácilmente pueden ver menguados sus derechos, lo cierto es que el Estado goza de una facultad legítima de interferir en el disfrute de tales derechos y, en ese sentido, puede restringirlos en tanto que sus expresiones degeneren en extralimitaciones o abusos que evidentemente atenten contra la convivencia y la organización social”, agregó.

La Corte recordó que, según la jurisprudencia constitucional, es inadmisible que se realicen actos degradantes, ofensivos, toscos o de cualquier otra índole que demeriten las cualidades humanas de quienes expresan una preferencia distinta a la heterosexual o que los sometan al escarnio y rechazo público.

Esa preferencia, recordó, es perfectamente válida y, por ende, todos los ciudadanos están obligados a respetarla, ya que la Carta de 1991 propugna, entre otros valores y cometidos, por el respeto a la dignidad humana, la igualdad y el libre desarrollo de la personalidad.

El accionante alegó haber sido objeto de un trato injustificado, pues no se le permitió realizar manifestaciones públicas de cariño con su pareja, ni transitar libremente por los alrededores del coliseo cubierto de Barranquilla en compañía de amigos con los que comparte orientación sexual.

Fuente:.http://www.ambitojuridico.com/