Principal

ver

viernes, 4 de abril de 2014

Estado mexicano decreta Día Nacional contra la Homofobia.

Tras comparecer ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con motivo del Examen Periódico Universal (EPU), el Estado mexicano aceptó la recomendación de decretar al 17 de mayo como “Día Nacional contra la Homofobia”, y este viernes emitió el decreto que deroga al 17 de mayo como “Día de la Tolerancia y el Respeto a las Preferencias” para nombrarlo “Día Nacional contra la Homofobia”.

De acuerdo con la argumentación presentada por la Secretaría de Gobernación en el Diario Oficial de la Federación, la declaración de este día se realiza “a fin de que nuestro país este acorde con la comunidad internacional y con el marco de derechos humanos que lo rige” y garantice el respeto y protección de los derechos humanos y la erradicación de la discriminación así como el establecimiento de políticas de igualdad y no discriminación.

De esta manera, afirma el documento, es compromiso del Estado mexicano promover acciones afirmativas dirigidas a generar condiciones de igualdad y evitar la discriminación de personas o grupos; fortalecer los mecanismos competentes para prevenir y sancionar la discriminación; promover acciones concertadas dirigidas a propiciar un cambio cultural en materia de igualdad y no discriminación, y promover el enfoque de derechos humanos y no discriminación en las actuaciones de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

El texto señala que la decisión se tomo en base a la necesidad de salvaguardar las garantías asentadas en el artículo 1 constitucional de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que establecen la prohibición de toda discriminación motivada por preferencias sexuales o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Asimismo, indica el decreto, la decisión se armoniza con las recién entradas en vigor reformas a la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, que definen a la discriminación como toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que, por acción u omisión, con intención o sin ella, no sea objetiva, racional ni proporcional y tenga por objeto o resultado obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y libertades cuando se base, entre otros motivos, en el sexo, el género y las preferencias sexuales y, asimismo, establece que también se entenderá por discriminación a la homofobia y otras formas conexas de intolerancia.

Además, menciona, se armoniza con tratados internacionales celebrados por México, dentro de los que destacan el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y las Resoluciones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género, en las que se ha condenado los actos de violencia y las violaciones de derechos humanos contra personas a causa de su orientación sexual e identidad de género.

Por tanto, a partir del día de hoy, todos los poderes públicos federales y aquellas instituciones que estén bajo su regulación o competencia deben llevar a cabo medidas de inclusión, entre las que se encuentran, el desarrollo de políticas contra la homofobia, xenofobia, la misoginia, la discriminación por apariencia o el adultocentrismo.

Día contra la homofobia

El 17 de mayo de 1990, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por lo que en esa fecha, a nivel mundial, se celebra el Día Internacional contra la Homofobia con el fin de reflexionar para erradicar los actos de discriminación y violencia contra los integrante de la comunidad de la diversidad sexual.

En 2004, en conmemoración por este hecho, el Alto Comisionado de Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el pleno de la Organización de las Naciones Unidas decretaron esta fecha como Día Internacional de Lucha contra la Homofobia

En México, el 16 de noviembre de 2006, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la propuesta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la que se llegó a un Punto de Acuerdo donde se exhorta al Poder Ejecutivo en sus ámbitos federal, local y municipal a instituir el 17 de mayo como Día Nacional Contra la Homofobia, celebrar esta fecha, así como a adoptar las medidas para promocionarlo. Hasta el día de ayer se desatoró dicho punto de acuerdo.

Hasta el día de ayer, sólo cinco  entidades de la República Mexicana (Distrito Federal, Tabasco, Quintana Roo, Coahuila, Michoacán) consideraban al 17 de mayo como Día Estatal de Lucha contra la Homofobia.

De acuerdo con la organización International Day Against Homophobia (Idaho), en más de 60 países del mundo se realizan actividades en conmemoración de este día con el fin de erradicar la discriminación hacia las personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual.
Fuente:- http://www.notiese.org/

sábado, 29 de marzo de 2014

Venezuela Diversa solicita a Baruta y Chacao día contra Homofobia y Transfobia.

Venezuela Diversa, introdujo esta semana ante la presidencia de la Cámara Municipal de Baruta y Chacao, la solitud de decretar el día 17 de mayo como “Día Municipal contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia” inspirados en la propuesta del Comité Internacional del IDAOT, iniciativa de Louis-Georges Tin, quien en agosto de 2004 propuso que esta fecha fuera fijada como “Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia”, para recordar la decisión de la Organización Mundial de la Salud de retirar la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

De igual manera se reafirmó la petición hecha en 2013 al Concejo Municipal del Municipio Bolivariano de Libertador, de quienes estamos a la espera de una muestra de voluntad política real, coherente al discurso de igualdad, respeto a los derechos humanos, inclusión y justicia social que propugnan constantemente los representantes de dicha Cámara.

Nuestro objetivo es colocar en la agenda pública la importancia de educar, sensibilizar y transformar cada día, en todos los espacios sobre el derecho que tienen las personas LGBTI a vivir sin ninguna forma de violencia, atentados contra su dignidad y  crímenes de odio en razón su orientación sexual, identidad y expresión de género.  

En los últimos años activistas y organizaciones de todo el mundo, han venido realizando diversas acciones y llamados a la sociedad y los gobiernos para que se respeten los derechos Humanos de las personas LGBTI y se erradiquen las prácticas de Homofobia y la Transfobia, logrando la inclusión de esta conmemoración en el calendario festivo de varios países a nivel nacional y municipal.

En nuestro país, varias organizaciones LGBTI y organizaciones con trabajo en VIH, han realizado diversas actividades públicas, enmarcadas en esta fecha. Desde 2008 Venezuela Diversa, viene solicitando a la Presidencia de la República y la Asamblea Nacional la aprobación del “Día Nacional Contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia”, sin que los representantes de estas instituciones muestren ningún interés real de avanzar en esta materia; Incluso ante la tercera reafirmación que hiciéramos a la petición en 2013, la Defensora de Pueblo Gabriela Ramírez, dirigió a la Presidencia de la Asamblea Nacional una comunicación (DbP-G13-00548),  manifestado formalmente su apoyo a la propuesta, sin que hasta la fecha hayamos recibido ninguna respuesta favorable.

Es importante señalar, que en 2011 el Cabildo Metropolitano de Caracas, aprobó para el ámbito territorial del Área Metropolitana de Caracas, dicho decreto, lo mismo hizo el mismo año el Municipio el Hatillo y en 2013 el Municipio Sucre ambos pertenecientes a la Gobernación de Miranda.

Sin embargo, requerimos avanzar con paso firme hacia en reconocimiento oficial de esta fecha, por parte del poder ejecutivo y legislativo; concretar desde todos los niveles de gobierno (nacional, estatal y municipal) el diseño y ejecución de planes, programas, campañas educativas y comunicacionales que tiendan a erradicar la homofobia, bifobia y transfobia; y el establecimiento de comisiones y/o unidades especiales para la atención y defensa de las personas LGBTI, víctimas de violencia homofóbica y transfóbica.


Para el próximo 17 de mayo de 2014, tenemos programada la realización de la 3ra Caminata Contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia, para seguir visibilizando nuestras exigencias y  reivindicaciones. Invitamos a las organizaciones y activistas LGBTI de resto del país, a unir fuerza para que la conmemoración del Día Internacional Contra la Homofobia y Transfobia se lleve a cabo en todos los rincones de Venezuela con actividades públicas de carácter educativo, cultural y político dando su contribución a erradicación de este flagelo social que afecta a las personas LGBTI.

jueves, 13 de marzo de 2014

Ser persona trans y necesitar atención medica en Venezuela.

El pasado 06 de marzo, aproximadamente la 01:30 de la madrugada, Carla Lugo de 19 años, recibió impacto de bala en pierna derecha, que le ocasiono fractura abierta en la tibia, cuando se disponía a ayudar a otra chica trans que se encontraba en la avenida Libertador siendo golpeada por un sujeto a bordo de una camioneta.

El día lunes 10, al recibir información de lo ocurrido, miembros de Venezuela Diversa nos trasladamos al Hospital Pérez Carreño, para verificar el estado de salud de Carla Lugo, el acceso al área de emergencia colmada de personas sentadas en el piso, aceras y una pocas sillas dispuestas a las afueras del mismo, en lo que dice ser una sala de espera.

El trato del personal militar y seguridad privada encargado del acceso, deja mucho que decir, a estos parece importarles poco el derecho a la información, a la no discriminación, trato digno y no denigrante para con los usuarios que hacen uso de este centro de salud, perteneciente al Instituto Venezolano del Seguro Social.

Dichos “servidores públicos”, nos negaban el acceso al centro de salud y toda información sobre Carla, luego de varios intentos logramos entrar, hasta la sala de observación donde recién era trasladada. Procedimos a conversar con ella, manifestándonos lo ocurrido.

 “Cuando llegue a la Libertador, vi a una de mis compañeras que esta trajinado con un hombre en una camioneta que le estaba dando una paliza, empecé a pedir auxilio a las otras chicas que estaban en la avenida, me acerque a quitarle al hombre de encima para que no la golpeara más, después el hombre  lanzo muchos disparos, sentí cuando la bala entro y salió fui a dar al piso, me arrastre a las escalera, el hombre voló, al rato la otras chicas vinieron a ayudarme pero costó conseguir un carro que me llevara para un hospital, los taxis  no se paraban, el hombre no dejaba de dar vueltas y lanzar tiros, las otras corrían a esconderse, hasta que casi las 2:00 fue que pudo una de las manas sacarme para el Pérez Carreño:”

Continua su narración: “botaba mucha sangre estaba fría mana, los labio blancos, no supe nada de mí, como a las 7:30 me desperté sentada en una silla y la pierna montada en otra, a la mitad de la mañana me atendieron, varias enfermeras y doctoras se portaron positiva conmigo. Eso si me toco calarme las muestras de asco, burlas y cuchicheos de otras, los pacientes y familiares que veían a Una como un monstro, y lanzaban unas  carcajadas divinas cada vez que me llamaban por ese nombre de hombre”

Posteriormente, procedimos a conversar con el jefe de enfermería, que nos invito a conversar con la medico tratante en el piso 7 aérea de traumatología II. Una vez en el lugar indicado, la Dra. Rivero nos hablo sobre el diagnóstico y las condiciones en la que se encontraba Carla. -“El” paciente se encuentra estable, le indicamos varios exámenes en laboratorio en servicio privado, que “él” tuvo que pagar porque aquí no tenemos reactivos y carecemos de muchos insumos para realizar nuestro trabajo, “él” presentó un resultado reactivo a la serología para hepatitis razón por la cual, el día domingo al enterarnos de los resultados y por no tener un “Kits de bioseguridad” no realizamos la operación que requería, vamos a esperar cómo evoluciona, mientras gestionamos los equipos necesarios, incluido el Kits de bioseguridad.-

Frente al trato masculinizado con el cual se refería a Carla durante su intervención y al tema del “Kits de bioseguridad”, procedimos a realizarle varias observaciones al respecto, las cuales escucho con atención, quedando en transmitirlas a sus colegas y tomar las medidas que desde sus competencias pudiera asumir.

Posturas receptivas como la mostrada por la médico traumatóloga,  no suelen ser común,  aun cuando estas/os trabajan básicamente con cuerpos sexuados, debido a la escasa formación académica, en materia de derechos humanos y diversidad sexual, con el cual cuentan la mayoría del personal de salud de nuestro país; Quienes mantienen los centros de salud pública y privados como espacios heteronormados, excluyentes para las personas que desean vivir su orientación sexual, identidad y expresión de género libres de la asignada al  nacer.

Siete (7) días después Carla es dada de Alta, aun con la lesión en la tibia, con manejo ortopédico conservado, tratamiento médico y referencias medicas para ser atendida en consulta de infectología  y consulta de traumatología externa; Todo esto sin considerar en absoluto el hecho que motivado a su estado, ve interrumpida su actividad laboral, que carece de formas para cubrir sus necesidades básicas, (vivienda y  alimentación), que no cuenta con el apoyo familiar y que queda ahora a expensa del apoyo de quienes le demos una muestra de solidaridad.

Es importante señalar, que muchas personas trans, postergan la atención de su  salud para no soportar la criminalización, el estigma, la discriminación  y  violencia con la que  son revictimizadas cuando asisten los centros de salud. Llegando por lo general a situaciones de extrema urgencia, con afecciones a su salud muchas veces irreversibles, dolorosas y desgarradores; Como le ocurrió a Cabloca, mujer trans de 21 años quien falleció a finales de 2013 por no recibir una atención adecuada, soportar  malos tratos, y negarse a ser tratada como masculino.

La mayoría de las mujeres trans, subsisten realizando trabajo sexual en vía pública, ante la negación del derecho a la identidad,  acceso a la educación y al sistema laboral formal en razón de su identidad y expresión de género. Ser trans, no contar con recursos económicos y tener cualquier afección de salud, ponen rápidamente de manifiesto la discriminación imperante en las instituciones públicas y privadas de salud.  

Un buen número del personal que labora en dichos centros, fácilmente se deja orientar por su moral, creencias religiosas o prejuicios alejados del saber científico,  reflejando desde sus prácticas una gran carga de violencia psicofísica contra las personas trans, lesbianas y gais tratándoles como ciudadanos/as de segunda categoría dignas atendidas como antinaturales, desviadas y un enorme peligro para la salud pública.  

De aquí que el fundamentalismo heterosexista reproductivo de la religión,  emparejado con la inacción del Estado, poco comprometido con estos temas, son los encargados confeccionar los planes de estudio de los profesionales de la salud, extendiéndose este mal a todas las áreas del conocimiento, impregnando  al sistema educativo de la irracionalidad del prejuicio y la ignorancia, siendo la raíz institucional de la  violencia hacia personas trans, lesbianas y gais, que requieren ser atendidas en los centros de salud, instituciones educativas, entes públicos y privados encargados de prestar servicios de carácter social.

Por ahora, ante este escenario nada favorable para las personas de la diversidad sexual, principalmente la comunidad trans, se hace imperiosa la necesidad de denunciar y hacer público este tipo de casos, aumentar la solidaridad entre cada uno de nosotras/os, establecer vínculos con todos aquellos profesionales de la salud que pese a las deficiencias de formativas, salariales, carencias de insumos y fallas estructurales existente de los centros de salud pública, se encuentran sensibilizados para brindar atención sin discriminación a todas las personas.

Todo esto sin dejar de lado el llamado de atención/acción constante al Estado venezolano, para que cumpla con sus obligaciones en materia de salud, garantizando la Disponibilidad, la Accesibilidad, la  Aceptabilidad y la Calidad;  adoptando y aplicando las  estrategias  y planes de acción necesarios, teniendo en cuenta las preocupaciones y necesidades de toda la población, especialmente la de aquellas personas o grupos vulnerables y marginados por la sociedad. 

miércoles, 5 de marzo de 2014

Lo gay también vende.*


La postmoderna expresión «políticamente correcto» ilustra una de las estrategias de los discursos hegemónicos del siglo XX y de los inicios del XXI: la apropiación de los discursos alternativos o contrahegemónicos despojándolos de su carácter transgresor, vaciándolos de sus verdaderos contenidos, manipulando sus esencias y potenciando lo aparencial para acabar «hibridándolo» en su propio discurso, y de esta manera ofrecer una visión de autorrenovación, de puesta al día.

No escapan a este «reciclaje light» el género, la otredad y la orientación sexual, los cuales aparecen con frecuencia en los grandes medios de comunicación masiva, en las intervenciones públicas de políticos y en los proyectos de ciertos organismos internacionales que se apuntan a las reglas del juego de la «tolerancia» y que desconocen, sin embargo, el verdadero respeto por la diversidad.

Los medios de comunicación masiva en particular, que han devenido un ámbito donde se da sentido a la realidad vivida o pensada, y a su vez conforman el sentido de esa realidad, son el escenario de excelencia para la puesta en escena del mundo «políticamente correcto». Moscovici (1) ha afirmado que las representaciones sociales «en nuestras sociedades se corresponden con los sistemas de creencias de las sociedades tradicionales». Son, precisamente, los relatos mediáticos importantes socializadores y erificadores de los mitos de nuestros días.

La elaboración de relatos se ha convertido en una actividad productiva en dos aspectos: la producción cultural de representaciones sociales y la producción material de bienes destinados a expresar esas representaciones.


La publicidad se inscribe en los relatos de la comunicación pública en los que esta doble función es muy explicita y, como afirma Martín Serrano (2), está interesada más bien en lo que permanece —o se desea que permanezca— en la sociedad que en lo que ella cambia. Para realizarse en su doble misión simbólica y material recurre con frecuencia al cuerpo humano.


La representación social del cuerpo de hombres y mujeres es uno de los espacios en que culturalmente se construyen los discursos sobre lo que consideramos masculino y femenino. Más allá de huesos, músculos, esponjosas vísceras, sangre, agua, nervios, detritus y cavidades misteriosas e insondables, el cuerpo es, sobre todo, un relato. El cuerpo es el recinto primigenio en el que somos el yo y no el otro. El cuerpo es una expresión del discurso del yo.

En la década del noventa el tema homosexual, y particularmente la representación del erotismo homosexual y del cuerpo a partir de una estética gay —y utilizo el término intencionalmente, con toda la carga superficial que tiene—, ha sido uno de los temas asumidos en la agenda mediática dentro de la estrategia comunicacional ya descrita.

Aunque es cierta la aparición de medios llamados alternativos, que abordan la homosexualidad y el lesbianismo desde posiciones reivindicadoras, lo que prima en los grandes medios es todavía el tratamiento caricaturesco, dramático, exótico, condescendiente y tolerante del gay.
Vicente Molina Foix tipifica la situación en España (3):
La homosexualidad está de moda, o eso dice la heterosexualidad reinante. La propoa revista Zerolleva en sus páginas una sorprendente cantidad de publicidad «no tendenciosa», incluido el anuncio de una gran compañía aérea que se muestra orgullosa de extender sus ofertas de vuelo barato a las parejas del mismo sexo. Y pongan la tele, donde no hay programa de variedades sin su mariquita orgánico, tertulia de sobremesa sin venenosa loca áulica, serie dramática que se precie sin personaje gay a modo de mascota. ¿Tanto ha cambiado el país de los machos, o seguimos en el terreno de la pura fábula? Mi opinión es que no hay cambio profundo de actitud, sino limosna, que para ser actuales llamaremos cuota. A los homosexuales se les está aplicando en España el porcentaje de tolerancia dictado por una buena conciencia aceleradamente puesta al día [...].
Por su parte, en su intervención en el Simposio «Homosexuality and American Public Life» Michael Medved4 lo explica como parte de una estrategia de ciertas tendencias dentro del movimiento homosexual norteamericano:
[...] lo primero es insensibilizar al público con respecto a los gays y sus derechos. Insensibilizar al público es ayudarle a ver la homosexualidad con indiferencia, y no ya con apasionamiento.Casi cualquier comportamiento empieza a parecer normal si se satura al público. El modo de entumecer la sensibilidad espontánea es que haya mucha gente que hable mucho sobre el tema en términos neutrales o favorables. Que se hable del tema continuamente da la impresión de que la opinión pública, al menos, está dividida, y de que un sector considerable admite o aun practica la homosexualidad.
Incluso los enconados debates entre detractores y defensores sirven para insensibilizar, siempre que salgan a la palestra gays «respetables» que hablen a favor. Lo principal es hablar de lo gay hasta que el tema llegue a resultar tremendamente aburrido.
En esta estructuración simbólica de la homosexualidad desde los medios de comunicación descrita por el escritor español y el crítico norteamericano, me detendré en la aparición en la publicidad del tratamiento de lo gay.

Tradicionalmente la publicidad de productos cosméticos y vestuario apela al cuerpo. La utilización de técnicas de creación de estímulos que utilizan y explotan el erotismo, la libido y la sexualidad, se introdujo con fuerza desde la década del cuarenta en la publicidad comercial transitando desde alusiones veladas con protagonistas mujeres hasta la utilización de imágenes explícitamente sexuales de hombres y mujeres. Aunque el peso de estas imágenes recae en la heterosexualidad considerada como la norma, el manejo de escenas ambiguas y de representaciones andróginas han tenido también un peso importante en los últimos años hasta desembocar, sobre todo a finales de la década del noventa, en el uso de imágenes manifiestamente homosexuales.

Desde apropiaciones iconográficas de los dibujos de Tom de Finlandia5 hasta fotografías de un militar besando a su pareja en plena calle —un anuncio con el que Diesel pretende vender sus jeans y en el que se apropia de uno de los míticos lemas de mayo del 68: «Hagamos el amor y no la guerra»—, las marcas de la industria de la moda pretenden seguir adueñándose de las tarjetas de créditos ahora recurriendo «a la estética gay».
Fernando Javier Crecente Romero (6) explica desde los publicitarios el uso de la homosexualidad:
La homosexualidad ha sido uno de los grandes tabúes en el mundo publicitario, pero en el cual los creativos han encontrado un filón de valiosa cuantía, amparándose en que este segmento de público suele tener un nivel económico bastante alto, aparte de que la utilización de este tipo de imágenes ya no provoca tanto rechazo social. Los anunciantes quieren destacar entre las demás marcas como sea. Esto significa un paso atrás respecto a la creatividad, pero no hay que ser alarmista, ya que el público está preparado para ver las historias de sexo con humor.
La concepción de que la sexualidad es algo ligero, humorístico, cómico y gracioso es un intento de despojarla de su carácter existencial. Es una excusa ideológica para utilizarla como gancho en la venta de productos de todo tipo.

Sin embargo, sería errado pensar que el uso del tema homosexual en la publicidad es una tendencia mayoritaria, digamos que aún hoy se ve como transgresora, provocadora y en determinados mercados no ha dado resultado o ha sido necesario suspenderla. La serie Ellen de la televisión norteamericana, en la que protagonista revela que es homosexual, perdió cientos de miles de dólares de anuncios, pues firmas como la Chrysler, J. C. Penney y Wrigley no querían mezclarse con este tipo de mensaje.
Por lo general, son las marcas de ropa, perfumes y cosméticos masculinos las que más han las de origen europeo. De igual manera me referiré a tendencias; por supuesto, hay excepciones, pero no hacen más que confirmar la regla.

¿Qué discursos proponen estos anuncios a través de la imagen del cuerpo? A diferencia de las imágenes que dominaron la década del setenta, cuando el ideal estético predominante era el de un cuerpo delgado y muy andrógino propuesto por la llamada moda unisex, en la del noventa se entronó ideal estético del cuerpo musculoso y lampiño, que tenía como antecedentes los ya citados dibujos de Tom de Finlandia y el trabajo fotográfico de Bob Mizer en la revista Physique Pictorial en las décadas de las décadas del cuarenta y cincuenta.

En opinión de algunos, este cambio de imagen fue el resultado de la irrupción de la epidemia del SIDA, ya que, frente a los prejuicios que aparecieron entonces, resultó imperativo para los homosexuales tener un aspecto saludable, lo que llevó a que surgiera la «cultura gay del gimnasio» que pronto se expandió a toda la sociedad.

Ha sido un retorno conservador al «macho clásico» después que en la década del setenta se había desestructurado iconográficamente la imagen masculina tradicional al asumir atributos considerados femeninos como el pelo largo, los pulsos y collares y la ropa bordada.

El uso del tema dentro de la estrategia de venta no sólo de un producto, sino de una concepción del mundo, hace que aparezcan mensajes que se ven también en anuncios dirigidos a otros públicos. Entre ellos, podría citar, el culto a la juventud física con imágenes que representan a hombres muy jóvenes que, aunque musculosos, tienen caderas muy estrechas y torso y rostro lampiños; algunos autores7 destacan que se prefieren los rasgos adolescentes.

Por otro lado, también resulta interesante señalar que esta imagen del cuerpo se ha generalizado prácticamente como el canon de la belleza masculina independientemente de la orientación sexual. La belleza del hombre se sigue asociando a la fuerza física, a la potencia sexual, pues los torsos, desnudos o no, pero con músculos bien definidos, terminan en pantalones ajustados que marcan los genitales. La adoración del falo, propia de toda la cultura androcéntrica, está presente y remarcada en esos pantalones a punto de romperse por una virilidad siempre manifiesta.

La ambigüedad es un recurso al que se apela con frecuencia, como ya se hacía en los anuncios de bebidas alcohólicas que apelaban a veladas referencias a sexo entre tres. En este caso, al tener un patrón de belleza común, muchas veces queda al espectador interpretar una mirada, un gesto..., pues se juega a lo indefinido.

Roberto Echavarren (8) llega a afirmar que es cuestionable hablar de una cultura gay o queer «primero porque no es homogénea, y segundo porque está imbricada en un proceso que la rebasa —ya que componentes homoeróticos traicionan la expresión o acusan la práctica de muchos que sin embargo no reconocerían como propia la etiqueta de gay u homosexual».

Entre los recursos a los que apela la construcción del discurso mediático de estos anuncios, y que reafirman mi tesis de que el tema se aborda desde posiciones manipuladoras que no presuponen la integración, sino que muchas veces disfrazan la exclusión, está la enajenación de los ambientes.

A diferencia de la tendencia contemporánea de presentar en los productos comunicativos los ámbitos en los que se desarrolla la vida de los potenciales consumidores: el hogar, la oficina, la escuela, el centro para ancianos, el parque de diversiones, entre otros, los personajes de los anuncios que utilizan el tema gay aparecen en espacios «irreales», construidos», casi escenográficos. Ubicados en esos ámbitos de ficción, confirman los prejuicios y estereotipos que los catalogan como raros, alejados de lo normal y lo corriente.

Recurrentes resultan las alusiones a marineros, como en los anuncios del perfume Le mâle de Jean Paul Gaultier o en el catálogo de Versace, elemento que, si bien es recurrente en cierta estética homosexual, asocia esta orientación sexual a sectores de moral dudosa o libertina según los estereotipos tradicionales.

Otro elemento a considerar, es que, aunque aparecen parejas e individuos solos, con frecuencia se recurre al grupo de personas de un solo sexo, algo que no es común en otro tipo de anuncios. El sentido de gueto se remarca en esos grupos que miran retadora y peligrosamente desde las páginas cromadas de las revistas.

Las poses de los modelos y la manera de asumir las representaciones de las imágenes iconográficas exhiben un manierismo muchas veces rayano en la caricatura, como en el ya citado anuncio del perfume de Jean Paul Gaultier, en el que hasta el frasco del producto responde al paradigma de torso musculoso y genitales provocadores, lo que acentúa la impresión de inusual, de irreal... A ello súmese el único texto que aparece en el anuncio: el nombre del perfume, Le mâle —¿quién es el macho (mâle en francés) de esta película: el marinero, el perfume o el potencial comprador?

Al igual que con el cuerpo femenino y masculino heterosexual, esta publicidad propone de modelo para el cuerpo masculino homosexual el paradigmade la perfección en las medidas anatómicas de un sujeto blanco, eternamente joven y sin una gota de grasa, esquema que se repite hasta la saciedad en las pantallas y en las satinadas revistas.

Los estudios de la imagen de la mujer en los medios han revelado los mecanismos de construcción de la «norma» femenina mediática y han denunciado las consecuencias para la salud física y mental de las mujeres sometidas a la tiranía de construir su cuerpo a imagen y semejanza de la publicidad. Se abre ahora la interrogante de las consecuencias para la autoestima masculina de las imágenes masculinas que se proponen como paradigmas desde los anuncios comerciales.


EL PATIO DE MI CASA ES PARTICULAR...

En el caso de Cuba, la publicidad desapareció prácticamente del mercado interno en los primeros años de la Revolución, por lo que muchos de los espacios y especialistas de esta forma de expresión de la comunicación social se emplearon en la creación de anuncios de bien público. No es hasta la década del noventa que resurge la publicidad dentro de la llamada «economía emergente», asociada principalmente a la promoción del producto turístico cubano y poco a poco ha ido incursionando en otros sectores, como los cosméticos, los productos alimenticios y los servicios. Generalmente se publican en revistas dedicadas a un público foráneo, en afiches y almanaques destinados también a clientes extranjeros, pero que circulan entre nosotros, y últimamente, cada vez con más frecuencia, se muestran en exhibidores, como parte de la decoración de los establecimientos comerciales de la red llamada «recaudadora de divisas», en la que es mayoritaria la presencia del consumidor nacional.

En su trabajo de diploma «Aroma de hombre», defendido en la Facultad de Comunicación en 2003, Yaíma Quiñónez Martínez analizó el uso en Cuba de la imagen del hombre para la venta de perfumes. En su estudio plantea que la construcción simbólica de la masculinidad que se usa en estos productos comunicativos responde a la tradicional y no se diferencia de las tendencias internacionales en sentido general; sin embargo, no se utiliza la alusión a la homosexualidad o a la ambigüedad sexual.

En entrevistas con creativos de las más importantes agencias publicitarias cubanas, los especialistas coincidieron en señalar que no es práctica profesional recurrir a la temática homosexual, pues consideran que crearía rechazo en las audiencias.

Sin embargo, agencias de publicidad internacionales han usado modelos cubanos y ambientes de la Isla, especialmente el estereotipado automóvil norteamericano de la década del cuarenta, el Malecón y los edificios despintados o en ruinas como locaciones para anuncios que utilizan la relación homoerótica.

Este discurso de ciertas agencias promueve las representaciones que existen en ciertos mercados de que Cuba es el paraíso del turismo sexual. A pesar de la labor de la Federación de Mujeres Cubanas en contra de esta promoción y de que los códigos de ética de las agencias publicitarias cubanas y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, al igual que la propia política del Ministerio de Turismo y del Estado cubano, condenan la promoción de un turismo que pueda insinuar o promover el sexo como atractivo para la visita a la Isla, estas regulaciones no tienen carácter extraterritorial.

Estos productos comunicativos no realizados por instituciones cubanas, que no circulan en Cuba, pero que se sitúan en ámbitos de la Isla, merecerían un estudio detenido por sus implicaciones y el impacto que tienen en un público al que apenas llega la publicidad realizada desde nuestro país.

CHIRRÍN, CHIRRÁN

Para perpetuarse, la ideología y el poder patriarcales hegemónicos optan por metamorfosearse; puede parecer que ceden terreno, pero desde lo simbólico manipulan y articulan estructuras que inciden en la configuración del imaginario colectivo para aparentar una asimilación de la diversidad sexual, cuando en realidad, a partir de un tratamiento sesgado continúa perpetuando el prejuicio de «lo anormal». Podría aducirse que es positivo que aparezca el tema aunque sea tratado de manera estereotipada, pues el público puede ir aceptándolo o por lo menos «familiarizándose » con él. Pero hacer más visible el asunto de manera sesgada sólo logrará potenciar los juicios de valor discriminatorios ya existentes al verse confirmados por el «Gran Hermano» de nuestros días: los medios de comunicación.
Vicente Molina Foix alerta en su artículo ya citado (10):
Mientras el desmentido no se traduzca en hechos y actitudes radicalmente distintas, el supuesto glamour y la tan comentada pujanza pujanza de la sociedad homosexual serán, como en la película de Berlanga, la fanfarria de un festival benéfico o una campaña electoral, a modo de sordina de los remordimientos del más noble espíritu solidario. Migajas del banquete que en fechas señaladas dan los que tienen mucho a aquellos don-nadies que se contentarían teniendo sólo lo suficiente: lo de todos.
 Por: Ms.C. Isabel Moya Richard, Directora de la revista Mujeres 
Tomado de: Sexología y Sociedad No.26
-----------------
NOTAS
1 S. Moscovici y W. Doise: Dissensions consensus, Presses universitaires de France, Paris, 1992.
2 Manuel Martín Serrano: Epistemología de la comunicación y análisis de la referencia, Alberto Corazón editor, Madrid, 1981.
3 Vicente Molina Foix: «Siente a un gay a su mesa», El País, Madrid, 10 de enero, 2003.
4 Michael Medved: Una estrategia planeada desde fuera de los medios audiovisuales: ¿por qué Hollywood promueve la causa gay?, conferencia para el Simposio «Homosexuality and American Public Life», organizado por el American Public Philosophy Institute en 1997, Aceprensa, servicio 56, 1999.
5 Touko Laaksonen, artista plástico conocido por el seudónimo de Tom de Finlandia.
6 Fernando Javier Crecente Romero: El sexo en la publicidad, http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/mar1/sexpubli.htm. Consultado el 29 de noviembre de 2003.
7 Jorge Alberto Chávez Reyes: Belleza masculina y estética gay, http://www.corazongay.com/article/articleprint/1776/-1/18/ Consultado el 20 de noviembre de 2003.
8 Roberto Echavarre: Arte andrógino: estilo versus moda, Los Libros de Brecha, Montevideo, 1997.
9 «Bajo los signos de la trasgresión aparente, se esconden las estrategias ocultas de la sumisión y, bajo el celofán seductor de las formas más atrevidas y dinámicas, se oculta el tedio de los estilos de vida más acomodados y estáticos», afirma Carlos Lomas, catedrático de la Universidad de Oviedo, citado por Yaíma Quiñónez Martínez en su trabajo de diploma «Aroma de hombre», Facultad de Comunicación, 2003.
10 Vicente Molina Foix: ob. cit

miércoles, 26 de febrero de 2014

1 de marzo Día de la Cero Discriminación -Campaña Global ONUSIDA-

Hazte sentir en el Día de la Cero Discriminación.

ONUSIDA con la Campaña Global a favor de la Cero Discriminación, la cual está representada por la Mariposa, que universalmente simboliza la transformación;  transformación que la sociedad debe asumir para vencer la discriminación.


Si crees en el derecho que tiene toda persona a ser respetada desde su diversidad, apoya la campaña, difundiendo una fotografía tuya con esta imagen: 



Es Muy fácil: 

1.Imprime la mariposa arcoiris.

2. Tómate una fotografía con tu mariposa.

3.  Envíala por mensaje a:

https://www.facebook.com/venezueladiversa

venezueladiversa@gmail.com 

https://www.facebook.com/zerodiscrimination

Todas tus imágenes serán difundidas y habrás dado parte tu aporte a la tarea de llegar a CERO DISCRIMINACIÓN. 





martes, 25 de febrero de 2014

La marica como sujeto político - 3 Parte-

La marica como sujeto político
CAPITULO III.
Paco Vidarte *

Ser sujeto marica, convertirse en marica, no es algo dado previamente. Lo que esta dado de antemano, desde el nacimiento y a lo largo de toda la vida, es ser sujetos prestados, identificarnos con subjetividades prestadas y añadirles, como quien echa azúcar, una o dos cucharadas de homosexualidad, alquilar una subjetividad que viene de otro ámbito y procede de otros intereses y sacarla por la noche a poner el culo pa que te lo peten: esto no es un sujeto LGBTQ. Hay que acabar con esta dinámica de préstamos subjetivos: ser sujetos constituidos previamente y luego añadirles el ingrediente marica. Ser basurero pero marica, profesora pero trans, camarera pero marica, ejecutiva pero bollo, político pero marica, librera pero lesbiana. ¡Nooo! Nuestro ser sujetos políticos proviene de ser maricas, de ser transbollos: esta es nuestra idiosincrasia, lo que somos, lo que siempre hemos sido, el tarro de nuestras esencias. Lo más probable es que no seamos lo que nos creemos que somos cuando nos levantamos por la mañana: tendero, medico, abogada, mendigo, inmigrante, prostituta, catedrática… solo que con una opción sexual no normativa. Hay que empezar desde el otro extremo y hacer el recorrido a la inversa.

            Siempre hemos sido maricas, hemos sido lesbianas antes que nada, antes que niños, trans antes que bebes y mientras seguíamos siendo maribollotrans hemos sido de todo, un montón de cosas, pero esto es lo único que no cambiaba a lo largo de tiempo, lo único que nos daba una identidad, una referencia subjetiva. ¿Por qué de pronto abandonar nuestra esencia LGBTQ, nuestra identidad histórica individual, y <<ser>> una profesión, identificarnos con nuestra situación laboral, de clase, con un lugar social impuesto y añadirle lo de <<maribollo>> como coletilla, como conducta privada, como si no hubiera influido en nada en nuestra vida, en nuestro cada día, en nuestro haber llegado a ser lo que somos? Soy médico y soy marica. Y una mierda. Eres una maricona que ha acabado siendo medico. Soy empresario gay. No, eres un puto maricon que ha heredado una empresa, o que honradamente ha robado la suficiente plusvalía como para fundar una. Soy una profesora lesbiana, soy deportista pero gay, siempre el mismo discurso y el poner por delante lo accidental y convertir en un predicado mas lo de ser maricon. No somos nada de lo que existe en la sociedad heterosexista, ninguna profesión, ningún caro, ningún puesto, ningún adjetivo que quepa poner en la tarjeta de visita, ya nadie tiene esas tarjetas. No somos profesionales, pobres, desempleadas solo que con prácticas homosexuales. Somos maricas con prácticas de abogado, de médico, de sin techo, de vida precaria. Esta inversión es importante. Por el camino hemos hecho el imbécil tal vez por presión social, por acomodarnos a lo que hay, por pereza, por lo que sea, pero somos maricas antes que nada, sujetos LGBTQ que se dedican a esto o aquello para vivir. Esto no se puede olvidar y esta es nuestra esencia, nuestra potencia, nuestro poder, nuestro patrimonio y de ahí sale todo lo que demos sido, somos y seremos. Nuestro porvenir radica en identificarnos como trans, lesbianas o maricas y que lo demás sean añadiduras: la profesión, la clase, el estatus, el andar en bici, o el vivir en tal barrio o en una casa ocupada. Por supuesto, todo esto son lugares de socialización, de identificación con otros sujetos no homófobos, no maribollos, no somos marcianos, no hablamos con la peña, compartimos sus espacios, estamos socializados, pero que la socialización no nos quite lo que somos, no a cualquier precio, no acosta de un borramiento de género para poder decir <<soy médico>> lo mismo que cualquier hetero dice: <<soy médico>>.

            Decía una marica amiga mía hace siglos que ser marica tiene sentido como para llenar todo el universo. Estoy de acuerdo. Y decía esto en contra de la normalización y las estrategias desidentificatorias que preconizan las sodomitas burguesas. Estas últimas han optado por coger el sentido para sus vidas del universo heterosexista y patriarcal sin renunciar a sus prácticas homosexuales. Una ética LGBTQ sigue otros derroteros. El sentido de la vida lo toma de ser LGBTQ y luego pues hay que trabajar, sobrevivir, socializarse: pero esto último no tiene ningún interés ni aporta a nuestras vidas sentido alguno, cachitos de sentido si, pero no nos aporta lo que somos, no constituye nuestra columna vertebral. Aquello de que ser marica tiene sentido para llenar el universo me parece que lo dijo la Urri, pero no creo que se opusiera a rizar el rizo y salirse por la tangente. Ser marica o lesbiana o trans tiene sentido precisamente porque no tiene ningún sentido. No tenemos sentido, somos un sinsentido. Para ellos, heteros homófobos, somos absurdos, incomprensibles. No tenemos un modelo de vida alternativo, ni nada que ofrecerles. Que renuncien a comprendernos. La obsesión por la identidad, por llenarnos de sentido, por hacernos un capital teórico es una exigencia que viene de su lado. No tenemos por qué traducirles a su lenguaje, para que se enteren, lo que hacemos o dejamos de hacer, ni por qué aporreamos sus ventanas. Hablamos su lenguaje perfectamente, nos lo enseñaron de chiquitos; pero somos bilingües y tenemos un idioma propio que a ellos les resulta incomprensible, bárbaro. No hay nada que explicarles. Nosotras nos entendemos. Y si les traducimos a cada paso lo que hacemos, probablemente les sonara ridículo, inconsistente, infundado. No es nuestra la tarea de traductores. Nuestra tarea es hacer cosas, pero ¿Qué cosas?, ¿hacer qué?, ¿queda algo por hacer?, ¿no lo hemos conseguido todo ya?, ¿no nos podemos casar y operar?, ¿queda porvenir de discurso y reivindicación por explotar?



*  Vidarte Teórico y activista. Doctor en Filosofía (premio extraordinario de licenciatura), tenía un master en Teoría Psicoanalítica por la Universidad Complutense y era profesor titular de la Facultad de Filosofía de la UNED. Ética Marica Editorial Egales (Colección G / 2007) 

Día de la Cero Discriminación: Campaña global de ONUSIDA.


Caracas,25 febrero:- Países de todo el mundo se están preparando para celebrar por primera vez el 1 de marzo de 2014, el Día de la Cero Discriminación. Este día representa  una oportunidad para que todo el mundo promueva y celebre el derecho de todos y todas a vivir una vida plena con dignidad – sin importar q aspecto tienes, de dónde vienes o a quien amas.

Con el apoyo de Daw Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz y ONUSIDA se lanzó la campaña #Cerodiscriminación el 1ero de diciembre de 2013, con motivo del Día Mundial de lucha contra el SIDA. El acabar con la discriminación de todo tipo es un componente clave de la visión de ONUSIDA de llegar a cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el SIDA. Sin embargo, hoy en día todavía mucha gente alrededor del mundo y en nuestro país sigue sufriendo discriminación por motivos de raza, religión, nacionalidad, orientación sexual, identidad de género, discapacidad, sexo o edad.

El símbolo que representa la cero discriminación es la mariposa; la cual universalmente simboliza la transformación;  transformación que la sociedad debe asumir para vencer la discriminación.

"La respuesta al SIDA le ha enseñado al mundo grandes lecciones de tolerancia y compasión", dijo el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé. "Sabemos que tanto el derecho a la salud como el derecho a la dignidad le pertenecen a todos y todas. Trabajando juntos, podemos transformarnos a nosotros mismos, a nuestras comunidades y a nuestro mundo para llegar a la Cero discriminación”.

La discriminación no es lo una violación de los derechos humanos - es ilegal, inmoral, dañina e inhumana.  La discriminación puede ocurrir en cualquier lugar: en el trabajo, en la escuela, en casa y en la comunidad. La discriminación no lo perjudica a algunos individuos o grupos de personas la discriminación nos perjudica a todos.

Para apoyar la campaña:


1.        Entra a la página de Facebook Zero Discrimination Day
2.         Envía una fotografía con el símbolo de la mariposa a la página de Facebook: https://www.facebook.com/zerodiscrimination o http://zerodiscriminationtumblr.com/  (Se creativo, puede ser en tu casa, en tu trabajo, en las calles en grupo, etc..) Adjunto encontrarás varias imagines de la mariposa http://ow.ly/tlD7l)
3.        Usa el Hashtag #zerodiscrimination- #Cerodiscriminación


Puedes buscar más información en la página web:


Fuente:-  Dra. Alejandra Corao Oficial de País ONUSIDA-Venezuela